Cómo hacer trading con CFDs

Cómo hacer trading con CFDs (Contratos por Diferencias)

Tiempo estimado de lectura: 8 minutos

1. Qué es un CFD

Toma Nota

El CFD es un producto derivado utilizado en trading, basado en la cotización al contado de un activo subyacente, que puede ser una divisa (Forex), una acción, un índice bursátil, una materia prima o un instrumento de deuda.

CFD es el acrónimo de “Contract For Differences” (en inglés) que significa “Contrato por Diferencias” y es un contrato mediante el cual dos partes acuerdan negociar un producto derivado, donde el resultado depende de la diferencia existente entre el precio de entrada y de salida del activo subyacente.

Aclaración

Con los CFDs no se posee nunca el activo subyacente sino que se opera en base a la evolución de los precios de dicho activo, es decir, en base a la diferencia de precios existente.

Con los CFDs se puede operar al alza o bien a la baja, por tanto, cuando operamos al alza el resultado será la diferencia entre el precio inicial de compra del subyacente y el precio final de venta, mientras que cuando operamos a la baja, el resultado será la diferencias entre el precio inicial de venta y el precio final de compra.

Operación corta y larga con CFDs
Operación corta y larga con CFDs

2. Características de los CFDs

Los Contratos por Diferencias suelen compartir unas características comunes a pesar de cotizar en mercados OTC no organizados. A continuación te explicaré cuáles son las características más importantes.

2.1. Lugar de negociación de los CFDs

Los CFDs cotizan en Mercados OTC electrónicos no organizados y el bróker ejerce casi siempre de creador de mercado, ofreciéndose como contrapartida en las operaciones.

2.2. Regulación de los CFDs

Atención

A pesar de cotizar en mercados OTC, los CFDs están regulados por la CNMV en España desde 2019 para proteger los intereses del pequeño inversor. La regulación puso unos límites al apalancamiento máximo autorizado en la comercialización de CFDs. Puedes consultar la regulación de la CNMV en el siguiente enlace: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2019-9737

2.3. Apalancamiento de los CFDs

Los Contratos por Diferencias son productos apalancados. Eso significa que cuando abrimos una posición con CFDs sólo debemos depositar una garantía inicial equivalente a un porcentaje del valor nocional del contrato. El porcentaje mínimo de garantía inicial está fijado en España por la CNMV y depende del tipo de subyacente. A continuación puedes ver los márgenes iniciales mínimos impuestos por la CNMV.

  • 3,33% (30:1) para CFDs de divisas principales (dólar estadounidense, euro, yen japonés, libra esterlina, dólar canadiense o franco suizo).
  • 5% (20:1) para CFDs del resto de divisas no principales, índices bursátiles principales (FTSE100, CAC40, DAX30, DJIA, S&P500, NASDAQ, NASDAQ100, Nikkei225, ASX 200, EURO STOXX50) y el oro.
  • 10% (10:1) para los CFDs de índices bursátiles no mencionados anteriormente y las materias primas distintas del oro.
  • 50% (2:1) para los CFDs de criptomonedas.
  • 20% (5:1) para los CFDs de acciones y cualquier otro activo subyacente no mencionado anteriormente.

Vamos a ver un ejemplo para entender como funciona la garantía inicial que debemos depositar cuando operamos con CFDs. Supongamos que vamos a comprar Contratos por Diferencias de Bitcoin y que el Bitcoin cotiza a 46.632 USD.

Sabemos que el margen mínimo a depositar es de 50%, con lo cual debemos entregar al bróker 23.316 dólares o su valor equivalente en euros, si nuestra cuenta es en euros. Los brókers suelen ofrecer la posibilidad de abrir posiciones más reducidas en Bitcoin y otros CFDs. Puedes abrir por ejemplo una posición correspondiente al 0,1% del valor de un Bitcoin, es decir, correspondiente a 4.663,20 USD en el ejemplo anterior. En este caso sólo deberías depositar una garantía inicial de 2.331,6 USD, es decir, el 50%.

2.4. El spread de los CFDs

Los Contratos por Diferencias cotizan con un spread, que es la diferencia existente entre el precio de compra y el precio de venta. En las plataformas de trading verás que existen dos precios de cotización:

  • Bid es el mejor precio al que puedes vender un CFD, puesto que es el precio al que los compradores están dispuestos a comprar y cuando vas a insertar una nueva orden aparece a la izquierda en la ventana de órdenes.
  • Ask es el mejor precio al que puedes comprar un CFD, puesto que es el precio al que los vendedores están dispuestos a vender y cuando vas a insertar una nueva orden aparece a la derecha en la ventana de órdenes.

Más abajo vemos un ejemplo de spread existente en la cotización de un CFD de Bitcoin en dólares. Si quieres comprar tendrás que hacerlo al precio de 48.823,36 dólares, porque es el mejor precio al que los vendedores están dispuestos a vender, mientras que si quieres vender tendrás que hacerlo al precio de 48.803,65 dólares, puesto que es el mejor precio al que los compradores están dispuestos a comprar. Vemos que el spread es de 19,71 dólares.

Cotización BID - ASK de un CFD
Cotización BID / ASK de un CFD

El spread puede ser fijo o variable. En CFDs de Forex, materias primas e índices es más fácil encontrar ofertas de spreads fijos, mientras que en CFDs de criptomonedas los spreads suelen ser variables.

2.5. Comisiones de los CFDs

Las comisiones que cobran los brókers cuando haces trading con CFDs es casi siempre bajo forma de spread, es decir, te cobran la diferencia entre el precio de oferta y de demanda.

Como hemos visto en el ejemplo anterior de Bitcoin, si tuvieras que realizar una compra y una venta de forma simultánea, tendrías que comprar a 48.823,36 dólares y vender al mismo tiempo a 48.803,65 dólares. Sin haber mantenido la posición abierta ni un segundo estarías perdiendo 19,71 dólares, que es el spread existente. Esa pérdida es la comisión que estás pagando (ver más abajo ejemplo de ventana de orden de un CFD de Bitcoin en Metatrader).

Venta de orden de un CFD en Metatrader
Venta de orden de un CFD en Metatrader

2.6. Liquidaciones diarias de pérdidas y ganancias de los CFDs

Cuando haces una operación intradiaria (en un mismo día) con un CFD el bróker te abonará el beneficio o bien te cargará la pérdida en tu cuenta en el momento en el que cierres la operación. Se llama a este proceso “liquidación de pérdidas y ganancias” o “liquidación del resultado”.

Sin embargo, si mantienes la operación de CFD abierta durante varios días el bróker no esperará a que cierres la operación para realizar la liquidación del resultado, sino que realizará una liquidación diaria. Además, el bróker está obligado a mostrar cuál es la variación del resultado en tiempo real a través de la plataforma de trading.

2.7. Interés Nocturno o swap de los CFDs

Cuando mantienes una operación de CFD abierta durante más de un día el bróker te cobrará el coste diario del tipo de interés de financiación, que se llama también swap o “overnight interest”. No es un coste grande pero debes tenerlo en cuenta, porque si la operación se mantiene abierta durante muchos días, acabará teniendo un impacto negativo sobre el resultado.

2.8. Datos en tiempo real gratuitos para los CFDs

Como los CFDs cotizan en mercados OTC y el bróker ejerce casi siempre de creador de mercado, los datos de cotización en tiempo real no dependen de una Bolsa y no tienes que pagar por ellos. Los datos de cotización en tiempo real te los ofrece el bróker gratuitamente. Es una gran ventaja de los CFDs frente a otros productos como los futuros o las acciones, que son activos que sí cotizan en mercados organizados y por los que tienes que pagar un derecho a la Bolsa para poder ver los datos de cotización en tiempo real. El precio de los datos en tiempo real de las Bolsas puede llegar a ser bastante caro.

2.9. Margin call de los CFDs

Debido al efecto apalancamiento de los CFDs es posible llegar a perder todo el capital. Cuando la pérdida acumulada ha reducido el capital que tienes disponible en la cuenta hasta un umbral considerado de riesgo, el bróker te enviará un “margin call, es decir, te pedirá por correo electrónico que deposites una mayor cantidad de dinero en cuenta. En el caso de que no aportes más capital, el bróker cerrará automáticamente tu posición para evitar que puedas tener un saldo negativo.

Atención

Esta medida es una exigencia de la CNMV a todos los brókers de CFDs. Según la nueva normativa, los brókers tienen la obligación de proteger al cliente frente a la posibilidad de incurrir en saldo negativo. La CNMV se refiere a ello como «protección del saldo negativo».

3. Ventajas de los CFDs

Los CFDs ofrecen muchas ventajas para el trader, que se derivan de las características que he explicado anteriormente.

  • Apalancamiento: Los CFDs te permiten realizar operaciones de mayor envergadura respecto a las que podrías realizar con tu capital disponible gracias al efecto apalancamiento. La inversión necesaria es menor.
  • Versatilidad: A través de una misma plataforma de trading puedes hacer trading en multitud de activos diferentes, sin tener que pagar el precio para ver las cotizaciones en tiempo real.
  • Trading en corto: Los CFDs permiten hacer trading en largo (compra – venta) y también en corto (venta – compra) lo cual abre las puertas a un mayor número de estrategias de trading.
  • Liquidez: La mayoría de los CFDs gozan de mucha liquidez.

4. Desventajas de los CFDs

Los CFDs conllevan algunas desventajas respecto a otros productos de inversión más tradicionales y debemos ser conscientes de ello.

  • Mayor riesgo: El efecto apalancamiento de los CFDs genera un mayor riesgo de pérdida y es posible incluso llegar a perder todo el capital invertido.
  • Mercados no organizados: Los CFDs cotizan en mercados no organizados y por tanto no tienes la misma protección y transparencia que ofrece un mercado organizado.
  • Interés nocturno: Al ser los CFDs productos apalancados y por tanto financiados en cierta media por el bróker, tienes un coste de interés cuando mantienes la operación abierta durante más de un día.

Requotes o re-cotizaciones: El bróker ejerce casi siempre de creador de mercado con los CFDs, por tanto, en periodos de fuerte volatilidad es posible que no pueda aceptar tu orden y te proponga un precio alternativo peor. Son los famosos “requotes”.

5. Resumen sobre los Contratos por Diferencias

Los CFDs son productos derivados que ofrecen una alternativa de trading muy interesante para el pequeño inversor. La ventaja principal que ofrecen los CFDs es la posibilidad de abarcar un amplio abanico de activos de inversión diferentes a un bajo coste y requieren una inversión menor respecto a otros activos, gracias al efecto apalancamiento.

Sin embargo es importante saber que son productos de alto riesgo debido al efecto apalancamiento y que no cotizan en mercados organizados.

En España los CFDs están regulados por la CNMV lo cual ofrece una protección al pequeño inversor. Los CFDs son por tanto un instrumento de trading interesante para pequeños inversores que tengan conocimientos suficientes para entender el riesgo que supone el efecto apalancamiento.

Para inversores más expertos y que disponen de mayor capital, los futuros son más recomendables puesto que son productos derivados que ofrecen muchas de las ventajas que tienen los CFDs y que son más seguros y transparentes al cotizar en mercados organizados. 

dav70ita
Author: dav70ita

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad