Análisis Chartista

Introducción al Análisis Chartista o Análisis Gráfico

Tiempo estimado de lectura: 10 minutos

1. Diferencia entre Análisis Chartista y Técnico

La palabra “chartista” procede del inglés “chart” que significa gráfico. Análisis chartista o gráfico es exactamente lo mismo, pero el término anglosajón parece haberse impuesto y es el que utilizaré aquí.

El análisis chartista forma parte del análisis técnico y de hecho, hasta mediados de los ochenta del siglo pasado se le conocía como análisis técnico. Pero con la proliferación de los indicadores técnicos y de las plataformas de trading informatizadas, comenzó a diferenciarse el análisis técnico, que utiliza indicadores y cálculos matemáticos, del análisis chartista, que se basa en patrones gráficos. Fue John Murphy en 1986 el primero en diferenciar claramente ambas disciplinas en su libro: “Análisis Técnico de los Mercados Financieros”. Si quieres saber más sobre las diferencias entre análisis técnico y chartista recomiendo que leas este enlace: ¿Es lo mismo el análisis gráfico (chartista) que el análisis técnico?

2. Cuándo nace el análisis chartista

Es difícil poner una fecha al comienzo del análisis chartista, porque en primer lugar tendríamos que preguntarnos qué tipo de análisis chartista. Veremos más adelante que se diferencia el análisis chartista tradicional, nacido en Occidente, del análisis chartista de las velas japonesas, nacido en Japón.

El nacimiento del análisis chartista de las velas japonesas se atribuye al especulador Munehisa Homma hacia 1870.

Sin embargo, el análisis chartista tradicional tuvo una evolución un poco más lenta:

  • 1900-1902: Charles Dow, que fue el fundador de la agencia de consultores financieros Dow Jones & Company en 1882 y del Wall Street Journal en 1884, desarrolló lo que se conoce como la teoría de Dow, que utilizaba dos índices bursátiles creados por él en 1887, el Dow Jones Industrial Average y el Dow Jones Transportation Average.  Charles Dow no escribió un libro pero publicó varios escritos explicando su teoría entre 1900 y 1902.
  • 1922-1932: Los escritos de Charles Dow fueron recopilados posteriormente por varios autores como, William Hamilton en 1922 en su libro: “The Stock Market Barometer”, y Robert Rhea en 1932 en su libro: “The Dow Theory”, donde se habla ya de formaciones como los dobles suelos.
  • 1932 el año clave: También en 1932, Richard Schabacker publicó un libro llamado. “Technical Analysis and Stock Market Profits”. Schabacker es a mi juicio el verdadero precursor del análisis chartista moderno. En este libro Schabacker comenta con todo lujo de detalles varios patrones gráficos continuistas y de inversión de tendencia como el hombro-cabeza-hombro, el triángulo simétrico, el triángulo ascendente, el triángulo descendente, el triángulo invertido, las banderas, los banderines, los patrones en forma de diamante y de rectángulo, la isla de vuelta y los gaps (o huecos).
  • 1948: Quince años más tarde, John Magee junto a Robert Edwards publicaron el famoso libro: “Technical Analysis of Stock Trends” (Análisis Técnico de las Tendencias de Acciones), que se considera la Biblia del análisis chartista. En este libro John Magee recogió varias figuras y patrones de Richard Schabacker y las perfeccionó, además de añadir sus propias técnicas analíticas. Se considera a John Magee el creador del análisis chartista moderno, pero a mi juicio injustamente, puesto que el trabajo más importante ya lo había desarrollado Richard Schabacker quince años antes. De hecho, el mismo John Magee lo reconoció en el preámbulo de su libro escribiendo lo siguiente:

“La primera parte se basa, en gran medida, en las investigaciones pioneras y escritos del fallecido Richard W. Schabacker. Los estudiantes de su Technical Analysis and Stock Market Profits encontrarán en las páginas de esta sección muchas cosas familiares, a excepción de las ilustraciones que representan una pequeña novedad respecto a la obra original.”

John Magee
Aclaración

Podemos pues decir que el análisis chartista moderno nace en 1932 gracias a las publicaciones de Richard Schabacker y se perfecciona en 1948 con las aportaciones de John Magee.

3. Qué es el análisis chartista o gráfico

Toma Nota

El análisis chartista es una disciplina que consiste en analizar la evolución histórica de los precios en un gráfico, en busca de unas pautas de comportamiento que se repiten en el tiempo y que indican cuál es la tendencia actual y cuál podría ser el futuro movimiento de los precios.

3.1. La psicología de mercado es la base del análisis chartista

Dichas pautas de comportamiento que se repiten en el tiempo se llaman figuras o patrones gráficos. ¿Por qué existen patrones que se repiten en el tiempo? Los patrones gráficos de los precios se fundamentan en el estudio de la psicología de mercado. Los agentes que operan en un mercado suelen responder con un mismo comportamiento ante situaciones determinadas, lo cual genera un patrón similar de movimiento en los precios. ¡Un patrón similar pero no idéntico!

El análisis chartista no es una ciencia exacta. Es una disciplina que requiere de bastante experiencia para aprender a reconocer los patrones gráficos y su posible implicación sobre el futuro movimiento de los precios.

4. Las herramientas del Análisis Chartista

Hay dos herramientas principales que se utilizan en el análisis gráfico:

  • Figuras o patrones gráficos
  • Líneas de tendencia, soporte y resistencia

4.1. Los patrones gráficos

Los patrones gráficos son formaciones de precios que se repiten en el tiempo y que implican un posible comportamiento futuro del precio. En base al efecto que pueden implicar sobre el futuro andamiento de los precios, los patrones gráficos se clasifican en tres grandes grupos: Patrones de continuación de tendencia, de inversión de tendencia y bilaterales.

  • Patrones de inversión de tendencia: sirven para predecir un cambio de tendencia en los precios.
  • Patrones de continuación de tendencia: sirven para predecir la reanudación de la tendencia después de un periodo de consolidación de los precios.
  • Patrones bilaterales: Son patrones que pueden indicar tanto una inversión de tendencia como la continuación de la misma. Algunos denominan este tipo de patrones como “neutrales” y otros como “bilaterales”. El término “bilateral” me parece más apropiado.

Además de clasificar los patrones gráficos por el efecto que tienen sobre los precios, es importante distinguirlos por la escuela de la que proceden y existen tres categorías principales:

  • Patrones gráficos tradicionales
  • Patrones de velas japonesas
  • Patrones de autor

4.1.1. Patrones gráficos tradicionales

Son aquellos patrones que fueron desarrollados principalmente en EEUU en la primera mitad del siglo pasado y que se conocen también como patrones occidentales (por ejemplo: triángulos, hombro-cabeza-hombro, banderines). Estos patrones son los más conocidos algunas de sus figuras más famosas, como el hombro-cabeza-hombro, aparecen en los gráficos del gran crack bursátil de 1929.

Los patrones chartistas tradicionales pueden estar formados por numerosas barras y requieren de mucha experiencia para poder ser detectados correctamente. Además tienen que ser confirmados por el volumen de negociación. La curva de aprendizaje del análisis chartista tradicional es muy lenta.

Uno de los mayores inconvenientes de los patrones gráficos tradicionales es que son muy difíciles de programar en un sistema automático de trading, debido a que la formación de los patrones no está definida de forma metódica. Los patrones pueden tener un menor o mayor número de velas y el reconocimiento de las figuras es más un arte que una ciencia. Por tanto, necesitan ser estudiados visualmente en los gráficos para detectar todas las posibles señales de trading que generan, lo cual consume mucho tiempo. Los patrones gráficos tradicionales son también mucho más subjetivos que otros patrones, como los de las velas japonesas, por tanto, es más fácil confundirlos y caer en señales falsas de trading.

Consejo

La mayoría de traders suelen utilizar los patrones gráficos tradicionales únicamente como una herramienta de apoyo y limitan su uso a los gráficos con marco temporal mayor, como el gráfico diario, semanal o mensual.

Para conocer a fondo estos patrones te recomiendo leer la lección sobre los patrones chartistas tradicionales.

4.1.2. Patrones gráficos de velas japonesas

Son los patrones desarrollados en Japón durante la segunda mitad del siglo XIX utilizando gráficos de velas japonesas y conocidos también como patrones orientales. (por ejemplo, Dojis, Estrella de la mañana, Harami).

Los patrones gráficos de las velas japonesas son los más antiguos y empezaron a utilizarse en Japón durante la segunda mitad del siglo XIX, pero en Occidente se dieron a conocer en 1991 gracias al trabajo de Steve Nison, que publicó el libro: “Las velas japonesas: una guía contemporánea de las antiguas técnicas de inversión de Extremo Oriente”. Los patrones de las velas japonesas son bastante más sencillos de reconocer que los tradicionales y la curva de aprendizaje de esta metodología puede ser bastante rápida, dedicándole un poco de tiempo. Los patrones más importantes pueden estar formados por una, dos o tres velas. De hecho se denominan patrones simples, dobles o triples.

Toma Nota

La descripción de los patrones de las velas japonesas es muy metódica y por tanto, a diferencia de los patrones tradicionales, pueden ser programados con bastante facilidad en un sistema automático de trading, lo cual es de gran ayuda.

El hecho de poder ser programados fácilmente es una gran ventaja de los patrones de las velas japonesas frente a los tradicionales, motivo por el cual los prefiero y los utilizo más a menudo.

Para conocer a fondo los patrones de las velas japonesas te recomiendo leer la lección: Análisis chartista con gráficos de velas japonesas o candlestick.

También puedes leer el siguiente enlace de Wikipedia sobre velas japonesas: https://es.wikipedia.org/wiki/Velas_japonesas

4.1.3. Patrones gráficos de autor

Esta categoría es una especie de “categoría comodín” y la he llamado de esta manera porque reúne todos aquellos patrones chartistas que no forman parte de las dos categorías anteriores y que fueron creados por traders o analistas de reconocido prestigio, que desarrollaron figuras o metodologías propias de análisis chartista (por ejemplo, patrón 1-2-3 de Joe Ross, Ondas de Elliott).

Por ejemplo, el análisis de las ondas de Elliott es una metodología de análisis chartista basado en la repetición de unos ciclos representados por unas formaciones de precios con aspecto de ondas. Esta metodología fue creada por Ralph Nelson Elliott con la publicación de varios artículos en la revista “Financial World” en 1939. La metodología cayó casi en el olvido hasta que en 1978, Robert Pretcher y A. Frost publicaron el libro “Elliott Wave Principle: A Key to Market” (El Principio de las Ondas de Elliott).

Las Ondas de Elliott es una metodología muy subjetiva y que requiere de un aprendizaje exhaustivo. Es muy complicada de poner en práctica y normalmente los traders que la utilizan suelen especializarse en ella, casi de forma exclusiva. Personalmente no me gusta el análisis chartista con las ondas de Elliott, porque opino que absorbe demasiado tiempo para poder utilizarla y el tiempo es desgraciadamente un bien escaso.

Otro ejemplo de patrones gráficos de autor son los de Joe Ross. Sus dos patrones más conocidos son el patrón 1-2-3 y el gancho de Ross. Son patrones bastante fáciles de reconocer con un poco de práctica y bastante útiles. Los utilicé en alguna estrategia de trading y me dieron buenos resultados.

En el siguiente ejemplo muestro un gráfico diario del Forex eurodólar desde el 31 de marzo hasta el 8 de julio de 2021. Después de un movimiento alcista vemos la formación de un patrón tradicional de inversión de tendencia hombro-cabeza-hombro. A final de mayo también se produjo un patrón de velas japonesas llamado Harami bajista, que también indica una inversión de tendencia.

Patrones Gráficos tradionales
Ejemplo de patrón gráfico tradicional y patrón de vela japonesa

4.2. Líneas de tendencia, soporte y resistencia

Además de los patrones gráficos, el otro grupo de herramientas que se utilizan en el análisis chartista está formado por las líneas de tendencia y de soporte y resistencia, que son básicas e indispensables en el análisis chartista, pero también en el análisis técnico.

Las técnicas que se utilizan para trazar líneas de tendencia, de soporte o de resistencia son bastante numerosas e incluyen las tradicionales (o naturales), y las específicas como el abanico de Gann (108-x), o los retrocesos de Fibonacci, entre muchas otras.

  • Líneas de tendencia, soporte y resistencia tradicionales
  • Líneas de tendencia específicas

Las líneas y canales de tendencia sirven para identificar cuál es la tendencia dominante en el mercado, pero también nos ayudan a predecir las zonas donde el precio puede sufrir algún rebote.

Los niveles de soporte y resistencia pueden ayudarte también a predecir posibles zonas de rebote del precio.

4.2.1. Líneas de tendencia, soporte y resistencias tradicionales

La forma tradicional o natural de trazar las líneas de tendencia, soporte y resistencia se basa en buscar puntos de apoyo del precio (suelos o techos) que nos permiten trazar líneas oblicuas, en el caso de una tendencia, o líneas horizontales, en el caso de un soporte o una resistencia.

El ejemplo más abajo muestra un gráfico diario del futuro del S&P500 en el que podemos ver dos canales alcistas bastante largos y un canal bajista de muy corto plazo. Los canales nos indican la tendencia dominante en un momento determinado, pero también nos ayudan a predecir los posibles puntos donde el precio puede rebotar, que he indicado con flechas en el gráfico adjunto.

Lineas de tendencia, soporte y resistencia
Gráfico con líneas tradicionales de tendencia, soporte y resistencia.

4.2.2. Líneas de tendencia, soporte y resistencia específicas

Existen otros métodos específicos no tradicionales de trazar líneas de tendencia, de soporte y de resistencia. Los más conocidos son los niveles de Fibonacci y las líneas de Gann. En esta introducción al análisis chartista vamos a ver solamente un ejemplo de cómo funcionan los niveles de retroceso de Fibonacci.

Los números de Fibonacci se utilizan mucho en el trading y sobre todo para trazar niveles de retroceso y de expansión, que nos indican posibles niveles de soporte y de resistencia. Suelen dar bastante buen resultado por el hecho de que tienen muchos seguidores que reaccionan en los niveles de Fibonacci, haciendo que funcionen.

Si quieres conocer más a fondo qué son y cómo se utilizan los niveles de Fibonacci debes leer la lección: Los números de Fibonacci en el trading.

Vamos a ver un ejemplo de utilización de los retrocesos de Fibonacci utilizando una parte del gráfico diario del S&P 500 que vimos anteriormente. He trazado una línea que une el comienzo y el final de un movimiento alcista y la plataforma de trading dibuja automáticamente las líneas de retroceso de Fibonacci, que están el 23,6% – 38,6% – 50% y 61,8% del recorrido al alza anterior. El movimiento alcista comienza el 15 de junio de 2020 y finaliza el 3 de septiembre del mismo año. A partir del 4 de septiembre de 2020 comienza un retroceso. Nos interesa saber hasta dónde puede durar el retroceso antes de reanudarse la tendencia alcista. La técnica de Fibonacci nos indica unos niveles de soporte sobre los cuales puede rebotar el precio. En el gráfico observamos que el precio rebota en el nivel de 38,2% y finalmente en el de 50%. A partir del soporte del 50% se reanuda la tendencia alcista.

Líneas de retroceso de Fibonacci
Gráfico con líneas de retroceso de Fibonacci

5. Resumen esquemático del Análisis Chartista

El siguiente esquema resume cuáles son las principales herramientas utilizadas en el análisis chartista, aunque hay más herramientas específicas que se salen de este esquema.

Esquema funcionamiento análisis chartista
Esquema que muestra el funcionamiento del análisis chartista
dav70ita
Author: dav70ita

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad